El Dragon Boat es un deporte náutico de origen asiático con más de 2000 años de antigüedad. Originalmente estas embarcaciones llevan a 10 o 20 palistas.

Es un deporte donde el compañerismo, el trabajo en equipo y la sincronización van de la mano, aparte se caracteriza por su carácter festivo durante las regatas y festivales, lo que lo ha convertido en un deporte con gran acogida entre palistas de todas las edades.

Se trata de un deporte que no requiere de conocimientos previos y a diferencia de otros deportes similares, no supone un problema para deportistas de cualquier condición física y/o edad.

QUÉ ES EL BCS: Breast Cancer Survivor (Supervivientes de cáncer de mama)

QUÉ ES EL MOVIMIENTO: Abreast in the boat (Todas en el mismo barco)

En el año 1996, el Doctor Donald C. Mckenzie de la Universidad de British Columbia realizó un proyecto en el cual, demostró la importancia del ejercicio físico en la recuperación del torso superior en mujeres que habían padecido un cáncer de mama.

Se comprobó que la mejora psicológica de estos grupos de mujeres, unidas por la misma experiencia vital, fue notable. La sensación de formar parte de un equipo y sumar fuerzas para un objetivo común supuso una mejora en las mujeres que formaban parte de las primeras tripulaciones. Comprendieron que el trabajo en equipo les ayudaba a enfrentarse a los problemas derivados de la enfermedad de manera distinta.

Abreast in a Boat está integrado por mujeres de todas las edades que han superado el cáncer de mama. Los beneficios de esta práctica generaron hace 25 años que el movimiento BCS iniciara su andadura en el deporte de Dragon Boat.

Tras la formación de las primeras tripulaciones BCS, el movimiento comenzó a sufrir un crecimiento exponencial en todo el mundo, con la creación de la Comisión Internacional de palistas con cáncer de mama.

El movimiento tuvo una repercusión mundial y, en la actualidad, lo componen más de 400 equipos y 9000 palistas que han padecido cáncer de mama distribuidos alrededor del mundo.

QUÉ SOMOS: MÁLAGA DRAGON BOAT BCS

Somos una Asociación Deportiva de mujeres supervivientes de cáncer de mama que practican el piragüismo en Barco Dragon como terapia de recuperación de las secuelas de la enfermedad y su tratamiento. Empezamos en Junio de 2018 y la asociación nació en septiembre de 2018.

La Asociación Málaga Dragon Boat BCS nace de la experiencia de la oncóloga Julia Ruiz Vozmediano durante su formación en el Hospital Memorial Sloan Kettering  Cancer Center de Nueva York, donde compartió clases de entrenamiento con mujeres que habían padecido cáncer de mama y formaban parte de un equipo de remo Abreast in a Boat. Cuando volvió a España, tenía en su mente crear más equipos que formaran parte de este movimiento. Se  puso  en  contacto  con   el  Real  Club  Mediterráneo  de  Málaga  y  le   propuso la  idea  de  formar  nuestro  primer  equipo  andaluz. El Club nos ha apoyado desde el primer momento, y gracias a nuestro entrenador Juan Carlos Marfil conseguimos poner en marcha Málaga Dragon Boat BCS, con mucha ilusión y sobre todo mucho cariño.

“Como oncóloga es un auténtico regalo formar parte de todo esto, salir de mi día a día de la consulta para poder compartir con mis pacientes esta experiencia. Es un auténtico lujo. La vitalidad que transmiten, alegría, superación, el afrontar esta dura enfermedad cada una desde una situación vital totalmente diferente pero con un punto común donde superarla y afrontarla desde el deporte”.

Julia Ruiz Vozmediano

Actualmente, somos 37 mujeres supervivientes de cáncer de mama –cada una con su diagnóstico, su tratamiento y sus secuelas específicas– con el objetivo común de retomar el control de nuestras vidas, de volver a nuestras actividades y poder dejar de sobrevivir para empezar a VIVIR.

El tratamiento intensivo ha acabado, todas estamos curadas, por ahora, pero permanecen los efectos secundarios, tanto del cáncer como de los tratamientos, y  cunde un sentimiento de incertidumbre sobre cómo afrontar una vida que ya no va a ser como antes, ni mejor ni peor,  si diferente.

 El cáncer no se puede olvidar y, a la vez, se quiere dejar atrás. En algunos casos siguen los tratamientos, las revisiones. Y muchas quieren borrar un sentimiento de culpabilidad por no ser ya la que se era antes.

Es justo en ese periodo, para esa fase, para la que está diseñado nuestro movimiento,  “Abreast in the boat” – “Todas en el mismo barco”-.

Cuando subes al Dragón y eres parte de esa tripulación, dejas de ser una paciente oncológica. Todas paleamos juntas, respiramos hondo y el mar nos abraza, entonces somos equipo, somos amigas, somos compañeras, somos un grupo de mujeres que hemos vivido una misma experiencia vital, eso es lo que somos y eso es lo que ofrecemos, tan sencillo y tan difícil a la vez.

El trabajo en equipo y sumar fuerzas por un objetivo común nos ayuda a enfrentarnos a los problemas derivados de la enfermedad de manera distinta.

Somos deportistas, pero ante todo somos compañeras que entendemos los bajones físicos, de autoestima, emocionales y nos apoyamos y acompañamos y eso sólo lo entiende quien ha pasado por la experiencia de un cáncer en proceso o superado.

Todas vamos en el mismo barco.